Escape a los campos azules


punto seguido

Por Paloma Sánchez

¡Bienvenidxs a #PuntoSeguido! Ahora que el fin llegó para quedarse, seguimos sin encontrar mejor opción que recorrer otros territorios a través de la lectura.

Hoy nos zambullimos en un libro de cuentos exquisito, de la irlandesa Claire Keegan (1968) y pasamos de manera fugaz por los otros dos libros que componen su obra -hasta el momento-. Imperdible escritora para transitar la segunda ola.

RECORRE LOS CAMPOS AZULES

En este libro de cuentos, Claire Keegan nos envuelve en climas enrarecidos, con narraciones exquisitas y nutritivas, que invitan a oler y saborear los paisajes rurales de su país natal.

Esta ruralidad se construye en tensión con otros territorios urbanos; los campos y el hogar, la periferia y los centros de los pueblos. Keegan escribe con pinceladas precisas, secas y adornadas, donde la estética moldea la historia sin estorbar. En una alquimia que cautiva, subraya con sutileza lo extraordinario en lo cotidiano.

La autora retrata como pocxs el poder en los vínculos, las asimetrías entre hombres y mujeres y entre generaciones. Equilibrista de las distancias, los ocho relatos del libro se alojan en escenarios fríos. No obstante, se torna inevitable acercarnos a sus personajes, compadecer sus vidas, a veces retorcidas y casi siempre solitarias. El cuento que le da su nombre al libro es una verdadera perla de cultivo.

Además de Recorre los campos azules, Keegan publicó Antártida (Eterna Cadencia, 1999), su primer libro de relatos, multipremiado y muy bello, con algunos desenlaces previsibles. Su último libro, Tres luces (Eterna cadencia, 2010), es un bocado que puede leerse de un tirón, como un cuento largo en el que el sedimento de los climas de la narración construyen la contundencia de la trama.

Recorre los campos azules
Claire Keegan
Traducción: Jorge Fondebrider
Eterna Cadencia, 2008
Narrativa
206 pág.

Si compartís este contenido, viralizamos placer. Y compartiendo se disfruta más. Podes hacerlo vía WhatsApp y/o invitar a suscribirse.

Para finalizar te dejo un poco de mi poesía collage (podes encontrar más en mi Instagram):